Openshift

¿Qué es Red Hat OpenShift?

21 julio, 2021

Red Hat OpenShift es una plataforma de contendores, construida a través de Kubernetes con la capacidad de resolver operaciones automáticas. Nos permite trabajar con diferentes implementaciones de nube hibrida abierta, de multicloud y de Edge computing. Se trata de una solución para ayudar a los desarrolladores a mejorar la productividad e innovar en la creación de sistemas avanzados con integración en la nueve.

Está tecnología se encuentra disponible en los siguientes formatos

  1. Servicio en la nube gestionado por nubes publicas
  2. Servicio para empresas con mayor grado de personalización

Características y Ventajas de Red Hat OpenShift

Nube con Linux de nivel empresarial

La tecnología de OpenShift ejecuta el sistema operativo de Linux a nivel empresarial, organizando el tiempo de ejecución para los contenedores de Kubernetes, conexiones de red, autentificación, autorización,  registro y supervisión.

Nos ayuda con la automatización del ciclo de vida, con el objetivo de aumentar la seguridad. Creando soluciones mucho más personalizadas y con capacidad para realizar operaciones de clúster más sencillas y con posibilidad de potabilización de aplicaciones, de forma sencilla y rápida.

Gestión a través de kubernetes

Es posible crear un clúster de grupos de hosts que ejecutan contenedores de Linux, y Kubernetes ayudando a administrar con facilidad y eficacia esos clústeres.

Más información acerca de Kubernetes aquí

Acceso al Marketplace de Red Hat

Dentro de los diferentes clúster creados, es posible acceder a Marketplace de Red Hat, lo que nos brinda la posibilidad de adquirir software empresarial totalmente certificado. Con diferentes opciones de soporte, además de la posibilidad de contratar la supervisión de varias nubes desde un mismo panel de control.

Virtualización OpenShift

Otra de las grandes ventajas es la de ejecutar maquina virtuales (VM) en un contenedor específico. Esto no permite mejorar el sistema y las aplicaciones heredadas sin la necesidad de un servidor. Y al estar creadas en la nueve, podremos gestionar todo el sistema en la misma arquitectura de kubernetes.

Pilas según lenguaje de programación

Ahora los desarrolladores podrán crear aplicaciones con diferentes lenguajes y herramientas e implementarlas como una imagen en los kubernetes. Además, se permite el uso de plantillas  de aplicaciones según el lenguaje escogido, ganando en eficiencia y rapidez. El acceso a las bases de datos estará totalmente integrado realizando un solo clic.

La codificación y la publicación de las diferentes soluciones de software, será mucho más sencilla introduciendo un comando git push. olvidándonos de muchos de los problemas derivados de las administración de sistemas en relación al diseño e implementación de aplicaciones en contenedores.

Si quieres seguir aprendiendo acerca de Red Hat OpenShift, puedes hacerlo aquí . También puedes accedes aquí a toda la documentación de fabricante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *